PRERROMÁNICO

1.- INTRODUCCIÓN.

Tras la caída del Imperio romano, los pueblos germánicos se constituyeron en herederos de sus instituciones y su cultura. Esta continuidad se produce también en el ámbito artístico. Sin embargo se introducen una serie de elementos que nos permiten distinguir ambos períodos, por un lado la propia aportación de los pueblos germanos, por otro el peso incuestionable de la Iglesia. 
A esto hay que añadir la regionalización que se produce tras la invasión germánica, junto a las técnicas a veces deficientes con las que interpretan el arte romano; esta interpretación se caracteriza además por su simplificación y esquematización.

Pero a pesar de la fragmentación de las distintas nacionalidades germanas, la Iglesia da un sentido unitario a todas las diferentes manifestaciones artísticas. 
El arte de la Alta Edad Media es un arte rural, disgregado en múltiples reinos que aportarán su propio sello, distinguiéndose diferentes estilos: Visigodo, Merovingio, Anglosajón, Irlandés, Carolingio, Ostrogodo, Ozónida, Asturiano y Mozárabe. Es lo que se demoniza arte prerrománico. 

 

2.- EL ARTE VISIGODO.

El arte visigodo o hispanovisigodo es un arte cristiano de carácter religioso que se desarrolló principalmente en el siglo VII. 
Los principales centros de desarrollo de la arquitectura visigoda fueron Toledo, Tarragona, Córdoba y Mérida. Las construcciones supervivientes se localizan en la mitad superior de la península y en zonas rurales, alejados de las grandes urbes donde la presencia musulmana fue menor. En la mayoría son edificios de segunda fila, por lo que sacar conclusiones definitivas sobre la arquitectura visigoda es difícil.
Las características generales de la arquitectura visigoda son:

  • Los edificios se construyen mediante perfecta sillería, con aparejo de soga y tizón. Los sillares son grandes bloques perfectamente cortados y escuadrados y colocados sin unión por argamasa (a hueso). Las hiladas son irregulares. En ocasiones se usa el ladrillo. Ambos elementos son herederos de la arquitectura romana. 
  • La anchura de los muros y la escasez de vanos se justifica por la predilección de la arquitectura visigoda por el empleo de la bóveda de medio cañón. 
  • Se emplea el arco de herradura con doble dovela . El soporte usado es la columna y el pilar. Los capiteles pueden ser de orden corintio muy esquemático o el de tronco de pirámide invertido. El empleo del arco de herradura también es una herencia de la arquitectura hispanorromana anterior
  •  Una de las características más peculiares de la arquitectura de estilo visigodo es que el espacio de los templos es muy compartimentado y se emplea gran variedad de plantas, algunas de tipo basilical otras de cruz griega o combinación de ambas. Las cabeceras son planas. Los abovedamientos suelen ser de medio cañón, arista o cúpulas en los cruceros.
  •  La cabecera siempre aparece abovedada. Generalmente también a ambos lados de la cabecera aparecían dos sacristías que a veces comunicaban con el ábside por entradas muy pequeñas. La luz del templo visigodo es muy escasa. Existen pequeños vanos en las naves y algo mayor en el ábside, siempre orientado al este y normalmente con una sola ventana. 
  • La decoración de los muros es rica en frisos a base de elementos geométricos o florales repetitivos, tallos ondulantes de vid y estrellas o figuras de animales.
  • Se emplean artesonados de madera dorados, mármoles en los canceles, en las placas, en los muros, en las iconostasis y, por supuesto, en las columnas que separan las naves. Esto hizo que los visigodos se aprovecharan con mucha frecuencia de los materiales de mármol de antiguos edificios romanos. (Ver comentario libro).
 

3.- EL ARTE MOZÁRABE.

El término "arte mozárabe" es relativamente reciente. Fue acuñado a comienzos del siglo XX por el prestigioso historiador y catedrático Manuel Gómez Moreno en la creencia de que el arte del siglo X y comienzos del XI en los antiguos territorios de Castilla y León, algunos lugares de la Cataluña Condal y el norte de Aragón, emanó fundamentalmente del mundo islámico de Córdoba y fue desarrollado por mozárabes (cristianos en territorio musulmán) huidos desde Andalucía.

Las características generales de la arquitectura mozárabe son:

  •  Plantas muy variadas pero con tendencia a una disposición espacial muy compartimentada, como en la arquitectura hispanovisigoda.
  •  Bóvedas gallonadas y esquifadas, con nervios, de ascendencia árabe.
  • Arco de herradura al estilo islámico, muy cerrada, con peralte de dos tercios del radio. 
  • Alfiz enmarcando los arcos.
  • Pilares compuestos y columnas.
  • Capitel corintio con collarino sogueado.
  • Escultura a bisel de motivos geométricos (esvásticas, róleos, etc.)
 

4.- EL ARTE ASTURIANO

El arte prerrománico asturiano, aunque se encuentra entroncado ligeramente con lo visigótico anterior, tiene gran autonomía de formas y soluciones novedosas, más ligadas, incluso al arte carolingio y muy especialmente al tardorromano, a lo que hay que añadir aportaciones mozárabes, e incluso detalles de tradición musulmana. 
El arte prerrománico asturiano tiene su lugar de desarrollo en la extensión que tuvo la monarquía asturiana en las primeras fases de la reconquista.

Es decir abarca geográficamente la franja norte atlántica (Asturias y Cantabria) y Galicia.
Durante los siglos IX y X se van a erigir una serie de templos cuyas características más importantes van a ser: la planta basilical con cabeceras de testero plano, cubiertas, en ocasiones, abovedadas, arcos de medio punto peraltados, columnas sogueadas y pilares, capiteles corintios, decoración con celosías...