LA ARQUITECTURA GRIEGA: ÓRDENES ARQUITECTÓNICOS Y TIPOLOGÍAS DE EDIFICIOS.

 
 
 
  • EL NACIMIENTO DEL URBANISMO

Para un ateniense, toda su ciudad era una obra de arte y el concepto de belleza debía ser global. 

Existían tres elementos fundamentales a la hora de situar el emplazamiento de una polis: el militar, buscando siempre una parte alta o Acrópolis (es una pervivencia cretomicénica), el económico ya que el emplazamiento debía estar situado cerca del mar o en una encrucijada de caminos para facilitar la comunicación comercial y cultural y, por último, el criterio estético ya que el marco natural debía ayudar a hacer más bella la ciudad.

Con la colonización griega las metrópolis van creciendo en espacio debido a la prosperidad económica que conlleva el intercambio comercial con sus colonias.
Este crecimiento se planifica siempre. Hasta entonces la mayoría de la gente vivía en el campo alrededor del núcleo urbano pero a partir del siglo VI la polis pasa de ser la capital del Estado a ser la ciudad-Estado donde reside la mayoría de la población.

 La Acrópolis de Grecia,El arquitecto de toda Grecia fue Hipodamo de Mileto que era también un teorico del hábitad urbano.

ELEMENTOS ESENCIALES EN LA DISTRIBUCIÓN URBANÍSTICA DE LA POLIS.

Acrópolis de Atenas

La Acrópolis era la parte alta de la ciudad.
Un recinto amurallado y fácilmente defendible donde se situaban también los templos y los tesoros de los dioses que protegían la ciudad.

Ágota de Atenas

El Ágora era la plaza principal de la ciudad y tenía dos funciones: una política ya que era la plaza abierta donde se reunía periódicamente la Asamblea o conjunto de todos los ciudadanos para tomar, por votación, las decisiones más importantes. Pero pronto adquirió otra función comercial y alrededor del Ágora vivían artesanos y comerciantes, junto a las casas de los aristócratas.

Vista interior de la columnata inferior de la Stoa de Atalo

La Stoa eran los pórticos cubiertos que rodeaban el ágora, daban cobijo a la gente y allí se situaban los comercios. Estas stoas porticadas continuaban por las calles principales de la ciudad.

Teatro de Dioniso

El Teatro era el edificio más importante de la ciudad junto con los templos. Era el espectáculo predilecto de los helenos y será comentado más adelante.

Gimnasio y palestra. Antigua Grecia.

El Gimnasio y la Palestra eran los lugares de ocio y esparcimiento, allí se practicaban ejercicios físicos a la vez que eran centros de reunión cívicos, a modo de paseos decorados con  columnas a ambos lados. Se situaban en los márgenes de la ciudad.

Estadio de los Juegos Píticos desde la línea de salida. Delfos.

El Estadio era el otro gran centro cívico. De planta rectangular y con una cavea sobre el desnivel del terreno, servía para realizar diferentes juegos atléticos. Los griegos eran muy aficionados a estos deportes. Ellos crearon el concepto de deporte. 

En general, el edificio en el arte griego está concebido como la armonía total de todas sus partes, pero más si cabe de cara al exterior.
Se buscan los valores estéticos globales, haciendo grandes conjuntos donde ningún edificio debía desentonar con respecto a los demás.
Todos los edificio estaban proporcionados a la escala del hombre, realizados con los mismos materiales y con los mismos colores.
Si en un un edificio ninguna pieza debía ser desmesurada y se adaptaba al conjunto , ningún edificio debía sobresalir en la ciudad.
Más que arquitectura, los griegos hacían urbanismo.

 

LA ARQUITECTURA GRIEGA

Comenzaremos por enumerar algunas características generales que se repiten en todos los edificio griegos.
En cuanto a los materiales, el adobe y la mampostería se sustituye por el sillar isódomo de piedra o de mármol blanco.
Conocen el arco y la bóveda porque hacía mucho que se empleaba en Mesopotamia pero sólo utilizarán sistemas adintelados.
Los elementos sustentantes como los soportes (las columnas) serán objeto de estudio para volverlos auténticas obras de arte en sí mismas, en un intento de encubrir su miserable función de soporte.
Prefieren las estructuras arquitrabadas porque son más serenas y estables, basadas en líneas horizontales y verticales.

La construcción más representativa es el Templo.

Su origen es doble: el megaron cretense y la cabaña doria, ambos realizados en madera.
Se destina a contener la efigie de una divinidad y sus tesoros y el culto siempre es en el exterior.
En realidad la función religiosa no es más que un pretexto para dar rienda suelta al placer estético.
El templo es un capricho, ganas de hacer algo bello para el ojo humano, aunque se destine a un Dios (con características humanas). Por eso existe una dicotomía entre un exterior muy decorado, estudiado hasta el más minúsculo detalle y un interior mucho más austero ya que el acceso estaba muy restringido.
El templo estaba diseñado para las proporciones humanas, su ritmo, armonía y proporciones eran un intento de llegar a la perfección.

PLANTAS, PARTES Y DENOMINACION DEL TEMPLO GRIEGO

Existían diferentes plantas de templo griego:

  • Los había de planta circular llamados Tholos
  • Predomina el de planta rectangular.

Partes del templo griego:

  1. La cámara rectangular central llamada Cella o Naos y que contiene la imagen en escultura del Dios. Puede ir con o sin columnas.
  2. La Pronaos o pórtico abierto con muros laterales rematados por pilastras, una a cada lado y con dos columnas “in antis”.
  3. En el extremo opuesto a la pronaos está el Opistódomos o falso pórtico sin comunicación con el templo y que sólo tiene la función de dotar al edificio de una estructura simétrica.
  4. El templo se levanta sobre un basamento o Crepis formando una escalinata en todo el perímetro, normalmente con tres escalones, el último de los cuales, de donde nacen ya las columnas se denomina estilobato.

Según el número de columnas y su localización el templo tiene diferentes denominaciones: in antis, próstilo, anfipróstilo, períptero y díptero.

Si es períptero o díptero, la línea de columnas que rodea al templo se denomina perístilo.

El templo tiene dos fachadas iguales, aunque una de ellas es la principal, la que da acceso a la pronaos. Según el número de columnas la fachada será tetrástila -4-, sexástila -6-, octástila -8-, etc.

Esquema resumen de la nomenclatura del templo griego. En este caso un templo en doble anta, períptero (con columnas alrededor) y hexástilo (seis columnas al frente).

Tipología de los templos griegos

Tipología de los templos griegos

 

Aunque se han perdido, los templos estaban policromados: azul en triglifos, rojo en las metopas y los relieves también se policromaban para darle al edificio un aspecto alegre y vivo.
Era tal la perfección que buscaban en estas obras que incluso intentaban subsanar los defectos ópticos inherentes al ojo humano. No bastaba la perfección real sino que ésta debía ser vista por el hombre. Todo para conseguir una armonía visual. Así curvaban hacia arriba el entablamento entero y el estilobato para evitar la sensación de vencimiento por el centro . Inclinaban todas las columnas hacia adentro para evitar la sensación de caída. Utilizaron por primera vez el éntasis de las columnas para aminorar el efecto de concavidad en el centro. El diámetro de las columnas era mayor en las de las cuatro esquinas para evitar la sensación de presión en esos puntos. Los intercolumnios o espacios entre columnas disminuían hacia las esquinas para evitar la sensación de agrupamiento en el centro. En definitiva era la ciencia al servicio del Arte con un único fin: la perfección.

Para disimular la función de soporte (que es más práctica que estética), los griegos reglamentaron un conjunto de normas que convertían a la columna en algo bello, en una auténtica escultura: Este conjunto de normas se denomina Orden Arquitectónico y es un tipo de unidad arquitectónica que conjuga tres partes: el pedestal, la columna y el entablamento.
 

Existen en la Grecia clásica tres órdenes arquitectónicos: el dórico, el jónico y el corintio.

Orden Dórico:

Proveniente de los dorios, es el orden más simple y geométrico de los tres.
El pedestal es el propio estilobato y la columna carece de basa. (Todas las columnas se componen de basa, fuste y capitel).
Su fuste es estriado en arista viva y en sentido longitudinal.
El capitel está formado por una moldura fina o collarino que sirve de transición entre fuste y capitel, un núcleo curvo en forma de plato llamado equino y sobre él un prisma cuadrangular llamado ábaco.
El entablamento dórico empieza por el arquitrave, una gran pieza lisa que descansa sobre el ábaco.
Encima va el friso, separado del arquitrave por una cinta o tenia. El friso consta de triglifos, dos estrías en el centro y dos medias estrías en los lados, y metopas, placas cuadrangulares alternadas entre los triglifos y que solían ir adornadas con relieves.
Más arriba está la cornisa compuesta por dos cuerpos, un alero liso o goterón y una moldura lisa o cimacio.
 

Orden Dórico

Orden Jónico

El orden jónico proviene de la región jónica del Egeo y es mucho más elegante y estilizado.
El pedestal es el mismo que en el dórico pero la columna empieza con una basa formada por un plinto cuadrado y sobre él molduras cóncavas llamadas escocias y otras convexas llamadas toros, ambas alternadas.
El fuste es acanalado pero de arista pulida y el capitel se une al fuste por un astrágalo decorado con ovas y perlas. El equino se curva a los lados formando volutas y sobre él se sitúa el ábaco liso.
Su entablamento consta de un arquitrabe dividido en tres franjas horizontales donde cada una sobresale un poco con respecto a la que tiene debajo.
Encima el friso es una banda lisa y continua decorada con relieves. Encima
aparece una banda con dentículos que une friso y cornisa y, ésta última, es igual que la dórica. 
 

Orden Jónico

Orden Corintio

El orden corintio procede de la ciudad de Corinto, es el más reciente y el más evolucionado de los tres.
Es una variante de creación tardía del jónico.
Hasta el capitel todo es igual que el jónico. Éste se compone de dos filas de hojas de acanto, cuatro caulículos y una roseta en cada cara.
El entablamento se muy semejante al jónico también.

Orden Corintio

El afán de esconder la función de sustentación llevó incluso a sustituir a las columnas por auténticas esculturas que recibían el peso de la techumbre sobre sus
cabezas. Si estas esculturas eran femeninas recibían el nombre de cariátides y si eran masculinas de atlantes.
Además el templo se adornaba con acróteras o esculturas en la techumbre de doble vertiente y con gárgolas o esculturas en las cornisas, las cuales recogen el agua del tejado y la sueltan al exterior por su boca. Como la techumbre era de doble vertiente, en ambas fachadas se formaba un espacio triangular llamado frontón con un espacio interior o tímpano, el cual solía ir
decorado en bajo o medio relieve y donde escultor y arquitecto trabajan en colaboración. El escultor debía adaptar las esculturas al espacio disponible, con composiciones simétricas y el Dios venerado en el centro como eje central del triángulo. 

Cariátides originales del Erecteión, expuestas en el Museo de la Acrópolisde Atenas, protegidas por un cristal.

 

Los principales templos que han llegado hasta nosotros son el templo de Hera en Pestum, el tesoro de Sifnos en Delfos y el Tholos de Marmaria en Delfos, todos ellos del siglo VI. 

Pero las principales obras arquitectónicas están en el siglo V y en Atenas, allí se sitúa la fase máximo esplendor. En el 447 Pericles encargó al arquitecto Ictinos en  colaboración con el escultor Fidias el templo que debía albergar a la diosa protectora de la ciudad de Atenas, Atenea Parthenos.
Debía ser un templo de enormes proporciones, dórico, octástilo y períptero y realizado todo él en mármol blanco con adornos policromados.
Ictino planeó la arquitectura en función del programa escultórico de Fidias. Su cella está dividida en dos partes desiguales por un muro transversal y en la parte mayor se situaba la escultura enorme de la diosa, realizada por Fidias en oro y marfil. El opistódomos era muy pequeño y su techo apoyaba en cuatro columnas de orden jónico. Cuando se terminó en el 432, era el
templo dórico más perfecto y grandioso.
En las esquinas los capiteles son mayores para adaptarse al mayor diámetro de las columnas. Las metopas también disminuyen su longitud hacia las esquinas y, por eso, ningún triglifo coincide con el eje de las columnas. Todo el perístilo está inclinado hacia adentro dándole al edificio una configuración piramidal a la vez que aumenta su solidez. El Partenón permaneció intacto hasta el año 2100, después fue iglesia bizantina, mezquita de los turcos e incluso cuartel militar. Así en el 1675 estalló el almacén de pólvora de su interior y y quedó destruido parcialmente. Ha sido atacado por la contaminación exagerada de la ciudad y hoy en día está en plena reconstrucción. 

 

Compartiendo espacio en la Acrópolis de Atenas con el Partenón y muy cerca de él se sitúa el templo de Atenea Niké, es un templo jónico en miniatura. Es tetrástilo y anfipróstilo y con columnas de fuste monolítico, sin tambores y famoso por el friso decorado con el relieve que lo circunda. 
También destaca de la Acrópolis el templo del Erectión donde podemos observar su tribuna de las cariátides.
De la época helenística sólo destaca el Altar de Zeus en Pérgamo (estamos en pleno declive artístico y económico). Es la muestra más significativa de los templos abiertos de este periodo. Se construyó sobre un alto zócalo decorado con relieves y que lleva a un pórtico jónico al que se accede por una escalinata.
Ya no es un templo de proporciones humanas y en él se observa la grandilocuencia y la ostentación propia de los Imperios Orientales.
El otro edificio importante del mundo griego es el teatro. Construido aprovechando la pendiente del relieve, tiene forma ultrasemicircular y consta de una cavea o graderíos construidos en piedra. la orchestra donde se sitúa el coro (elemento fundamental en el teatro griego, donde los actores no hablan) y el proskenion o lugar donde se desarrolla la acción teatral. Hasta hoy nos ha llegado en buenas condiciones el teatro de Epidauro y el de Delfos.