0.2.1. ELEMENTOS SUSTENTANTES 

Son fundamentales para la estabilidad de la estructura de cualquier construcción y deben ser adecuados al tipo de cubierta que vaya a  tener el edificio. 
Los principales elementos sustentantes de un edificio se pueden organizar en:

  • Muros
  • Vanos
  • Pilares
  • Columnas

Muros

Es un elemento sustentante continuo en cuanto que tiene juntas las piezas que lo constituyen sin dejar “huecos” nada más que los vanos de acceso al interior o de entrada de luz y aire.
La forma de realizarlo se denomina aparejo pero se conoce también con el nombre latino de “opus” (obra o trabajo); sin embargo se suele utilizar el término opus para hacer referencia al tamaño y forma de los materiales, generalmente irregulares, mientras que el término aparejo se utiliza con más frecuencia para distinguir los diferentes tipos de muro según la colocación de los sillares.
Los materiales con que se construyen pueden estar sin labrar, parcialmente labrados para darles una forma casi regular (sillarejo) o tallados en forma de prisma cuadrangular o paralelepípedo (sillares). Según el tipo de piezas que lo componen, su tamaño, forma o disposición en que se encuentran recibe distintos nombres.

 

Trabajo realizado con materiales irregulares:

Mampostería:
Muro hecho con piedras de diferentes tamaños sin labrar amontonadas, con o sin argamasa, entre las que pueden quedar pequeños huecos.

 

Opus Caementicium:
Mezcla de guijarros, cal y arena formando una superficie continua. 
 

Opus Craticum:
Muro con estructura de madera rellena por piedras con cal o cemento.     

Opus Incertum:
Muro de hormigón al que se empotran exteriormente piedras sin labrar.
 

Trabajo con sillarejo (realizadas con piedras algo labradas):

Opus Poligonal:  aquel cuyas piezas tienen forma próxima a polígonos aunque irregulares.

Opus Testaceum:  hecho a base de ladrillos o tejas cocidas unidos con argamasa.

Muro Ciclópeo:  realizado con piedras de grandes dimensiones.

Opus Vittatum:  las hiladas de piezas son horizontales aunque varían de altura

Opus Quadratum:   las hiladas de piedras suelen tener la misma altura

 

Trabajo con piezas dispuestas oblicuamente respecto al suelo:

Opus Reticulatum (en forma de rombos o red): las piezas tienen forma de pirámide y están empotradas en el muro dejando la base de la pirámide a la vista en el exterior.
 

Mixto

Mixto Incertum

Opus Spicatum (en forma de espina de pez): las piezas están oblicuas y encajan unas con otras en ángulo recto alternando su inclinación a derecha e izquierda

Mixto Vittatum

Mixto Reticulatum

 

Aparejo según el tipo de sillares

Aparejo Isódomo: con piezas en paralelepípedo iguales unas a otras.

Aparejo Pseudoisódomo: con piezas en paralelepípedo pero de dos tamaños diferentes.

 

Aparejo según la presentación de los sillares

Aparejo a Soga: Los sillares aparecen al exterior vistos por su lado ancho.

Aparejo a Tizón: Los sillares aparecen al exterior vistos por su lado estrecho

Aparejo a Soga y Tizón: Los sillares aparecen al exterior vistos alternadamente por su lado ancho y estrecho.

 

Muro con sillares almohadillados

Almohadillado: los sillares no presentan una superficie uniforme sino que aparecen al exterior abombados, en forma e pirámide, de tronco de pirámide, ...

almohadillado1.png
almohadillado-2.png
almohadillado-4-ejemplo.png
almohadillado-4.png
 

Vanos

Tanto en huecos de portada como en tabiques, se trata pues de puertas y ventanas, constituidas por jambas (partes laterales) y dintel (parte superior), más el umbral, en el caso de las portadas, y el alféizar, en el caso de las ventanas (línea imaginaria inferior que se traspasa al entrar o salir de un edificio).

El espesor de los muros no permitía grandes aberturas, para que no peligrase así su estabilidad, por ello se recurrió a la ingeniosa idea de abocinar las jambas ( disponiendo la portada o ventada de más ancho a más estrecho), con lo que la superficie de sustentación era la misma, pero la iluminación mayor. Estos abocinamientos o derrames, por otra parte, sugieren y facilitan los magníficos portales medievales.

Dos elementos decorativos relacionados con puertas y ventanas son: el parteluz o mainel, fundamentalmente utilizado en el Gótico, y el alfiz, enmarque de la ventana o portada en moldura decorativa, muy utilizado en el arte islámico y mudéjar. 

Un último elemento a señalar entre los vanos sería el caso de la puerta- balcón, cuando el vano sobresale a modo de mirador, con su reja de hierro, que se apoya en tornapuntas en "S", como en las plazas mayores del Renacimiento español.

 

Pilares

Son elementos sustentantes verticales de sección poligonal (de polýs, mucho, y gonía, ángulo), siendo el cuadrado su sección básica. En la Edad Media los pilares se tornan cruciformes, porque así se ajustan a los cuatro arcos que corresponden a cada tramo. El pilar se complica notablemente a medida que avanza la Edad Media, como consecuencia de la complicación de las cubiertas.

Si el pilar es adosado se denomina pilastra, y si tiene forma de pirámide invertida  estípite,  de tanta presencia en el Barroco y en el Manierismo. En todos los casos es muy frecuente que el pilar tenga en sus extremos lmismoelementos que la columna, es decir, basa y capitel.

 

Columnas

Son elementos sustentantes verticales de sección curva, generalmente circular. Parecen ser, en su origen, la plasmación en piedra de los primitivos  troncos de árbol utilizados en Arquitectura, siendo las estrías las naturales de la corteza. En su elaboración se cuidan magníficamente sus proporciones. Se constituyen en tres partes fundamentales: basa, fuste y capitel. Decir que un templo es de estilo dórico o corintio significa, fundamentalmente, decir que es de  columnas dóricas o jónicas.